Gomitas caseras de gelatina


 Gomitas, Jelly bean, o gominolas caseras… el nombre varía de un país a otro, pero el sabor es el mismo. Con esta fácil receta aprenderás a hacer chicles caseros con simples láminas de gelatina, una forma rápida de hacer este divertido postre que les encantará a los niños.

Cómo hacer Gominolas caseras? Lo primero de todo para hacer estas gominolas caseras es preparar los ingredientes. Para dar forma a las gelatinas necesitaremos moldes de silicona, puedes usar moldes para chocolate o incluso helado.

Ingredientes para la receta de gomilonas caseras:

  • 1 paquete de gelatina con sabor (80 gramos)
  • 12 hojas de gelatina sin sabor
  • 200 gramos de azúcar (1 taza)
  • 250 ml de agua

Preparación para la Receta casera de gominolas

Paso 1
Remojar las gominolas en un poco de agua durante unos 5 minutos. Póngalos en un recipiente y déjelos en remojo hasta que se hinchen.

Paso 2
Mezcla agua con azúcar y cocina a fuego medio hasta que se disuelva por completo. Use una cuchara de madera para revolver.

Paso 3
Cuando empiece a hervir, añadir la gelatina de sabores. Usé gelatina de frambuesa, pero puedes usar tu gelatina de sabor favorita. Baja el fuego al minimo, y debe revolverlo hasta lograr que esté completamente derretido.

Paso 4
Cuando la mezcla vuelva a hervir, añade las hojas de gelatina neutra hidratada. Revuelva continuamente hasta que se disuelva por completo. Notarás que la mezcla comienza a espesar un poco.

Paso 5
Aparte, prepara un molde para que hagas gomitas caseras. Para hacer esto, aplique aceite de cocina en cada orificio, puede obtener su propia servilleta o usar un aceite en aerosol.

Paso 6
Coloca la mezcla de gelatina en un recipiente más cómodo para servir y vierte el líquido con cuidado y poco a poco en cada orificio del molde que hayas elegido. Verás alguna estancia con espuma, no te preocupes. Deje en reposo por al menos 12 horas.

Paso 7
Pasado este tiempo, deberías ver que las gominolas se han solidificado. Retire gradualmente las gomitas del molde. Déjalos reposar por un minuto para que se sequen un poco.

Paso 8
En este punto ya puedes comer tus gomitas, pero si quieres también los puedes cubrir con azúcar fina. Para ello, ponemos en un bol la cantidad suficiente de azúcar y añadimos los caramelos hasta que se empapen por completo.

Paso 9
Combina sabores, formas y colores con esta sencilla receta y presenta tus Jelly Beans caseros a la hora de la merienda, a la hora del postre. También puedes tenerlos en casa porque cuando se te antoja algo dulce, a los niños les encantará.


Iklan Atas Artikel

Iklan Bawah Artikel