Cómo vestir la mesa de Nochevieja para que brille en Año Nuevo

 Recargada, resplandeciente y muy sofisticada


Nochebuena, Navidad y Nochevieja son las tres celebraciones más importantes de estas fechas, con permiso de San Esteban el día 26. Aunque todas merecen una decoración espectacular, lo cierto es que las dos primeras son mucho más familiares, mientras que la tercera es más festiva, a veces más informal y siempre muy glamurosa, incluso si hay niños y sois los mismos comensales. Por este motivo, necesita una puesta en escena a su medida, como si fueráis la mismísima Isabel Preysler. Estas ideas de decoración te ayudarán a dar ese toque especial. ¡Toma nota!

 

Oro, oro y... ¡oro!

Si hay un color y un brillo que asociemos con la Nochevieja es el dorado. Solo tenemos que pensar en las burbujas del anuncio de Freixenet (por cierto, este año no las podrás ver porque la marca ha cambiado su tradicional campaña). Por eso, debe ser un invitado a la mesa bien acaparando toda la atención, bien en pequeñas pinceladas como en esta propuesta de Westwing que muestra su versión más sofisticada y elegante, con los detalles ‘gold’ del mantel (¡nos encanta!), los candelabros, el frutero y la cubertería (un ‘must’ de estas Navidades).



A favor del 'brilli brilli'

Si tus vestidos de fiesta incorporan lentejuelas y destellos brillantes, ¿qué te impide usarlos en casa? ¡Nada, especialmente durante el Fin de Año! Si en la decoración de la mesa de Nochebuena y Navidad predominaban colores clásicos como rojo, verde y blanco con toques naturales, en Nochevieja hay una explosión ‘brilli brilli' de la que no se escapa la mesa. “Así, doradoplateado y negro describen la euforia de recibir el nuevo año. En esta línea, recomendamos utilizar bolas de Navidad de estos colores y llenar la casa de purpurina y lentejuelas”, señalan desde Habitissimo. No encontrarás mejor manera de imprimir magia y sofisticación al ambiente, como en esta propuesta de Very.



Un toque extravagante

La cena de Nochevieja es una celebración más festiva, incluso cuando las macrofiestas estén prohibidas como ocurre este año, y menos familiar, ya que se suelen celebrar con amigos en 'petit comité' o con más invitados, prestando atención a las precauciones que hay que tener por el coronavirus. Esto no significa que se relaje la etiqueta, sino que se puede apostar por una decoración menos típica y más personal, como la de esta propuesta de HomeSense. Con mantel morado (el ‘Very Peri’ es el color del año) se ha dispuesto una cristalería a juego, un camino de mesa vegetal y una vajilla que combina platos lisos con estampados. El adorno colgante ha sido un ‘must’ estas fiestas en sus distintas versiones: también natural con piñas y ramas de abeto.



Viva el exceso

Aunque puedas pensar que el exceso puede estar reñido con el estilo, no es así en la mesa de Nochevieja, siempre que tengas en cuenta ciertas reglas. La primera es que no se debe sacrificar en aras de la comodidad del comensal, y este siempre debe estar a gusto y no sentirse atrapado entre adornos, y la segunda es permitir que dos invitados enfrentados puedan verse y conversar sin que el centro de mesa establezca una barrera visual entre ambos. En esta propuesta de George Home el uso de un solo color, en este caso el rosa, aligera el conjunto sin perder su toque recargado. Solo un consejo: la línea que separa la sofisticación del mal gusto es delgada y la exageración puede ser difícil de controlar. ¡Ten cuidado!



En rosa

La Nochevieja te permite salirte del tiesto, decorativamente hablando, y sacar tu vena más creativa, montando la mesa que mejor se ajuste a tu personalidad y gustos, aunque sin perder el espíritu navideño. La interiorista Pia Capdevila nos da una lección de estilo con su Fantasy Pink Christmas. Una mesa protagonizada por el rosa pastel, tan poco habitual en estas fechas, pero tan actual. Combinado con el cobre y el oro y las plumas (los vestidos de fiesta con ellas son tendencia esta Navidad) y los candelabros se crea una atmósfera elegante y sutil, con un toque muy femenino.



Momento brindis

El brindis más importante del año se merece una cristalería y un acompañamiento a su altura. Por eso, en esta mesa de Nochevieja, las copas de champán deben tener un papel principal en la puesta en escena. Podemos decidirnos por modelos esculturales, con el filo dorado, como en esta propuesta de La Redoute Interieurs, labradas o de colores, lo importante es que sean especiales. Aunque lo habitual es que vayan a juego con el resto de la cristalería, también aquí te puedes permitir un capricho extravagante y ponerlas diferentes, creando una coreografía alternativa. Una buena idea siempre, pero en estos momentos más, es usar marcadores que te permitan identificar la tuya, dando, al mismo tiempo, un alegre toque ‘deco’ y evitando que tengas que sacar los vasos de reserva. No olvides tener cerca una champanera con hielo o en su defecto un enfriador, que permita disfrutarlo a la temperatura ideal (unos 8-10ºC).



Alrededor de las uvas

Las cenas de Nochevieja terminan, como manda la tradición, con las campanadas y las uvas de la suerte. Por eso, es importante que las uvas tengan también un hueco en la decoración de la mesa, como en esta propuesta de Muymucho, mediante una presentación llamativa y festiva. Aunque puedes ponerlas en un plato, hay otras ideas más estilosas como tarritos, bolsitas de arpillera, boles sofisticados, cucuruchos de papel kraft, copas altas y bajas o, incluso, en el centro navideño.



Decorando en plata

Porque el oro no tiene la exclusividad en la decoración navideña, deja que la plata vista tu mesa durante esta noche mágica. Estos destellos, menos espectaculares, pero igual de elegantes y sofisticados, son perfectos para dar un toque de estilo y brillo. En esta propuesta de Dunelm se ha jugado con un mantel gris, todo un guiño metalizado, y se han incorporado detalles plateados en el centro de mesa, las bolas de Navidad y los servilleteros. Si quieres que resplandezca aún más, usa una mantelería blanca.



Un centro de mesa original

Aunque somos fans de la poinsettia, hay que reconocer que hay más plantas que puedan decorar la casa por Navidad y que, además de los centros y arreglos clásicos, existen alternativas llenas de estilo, igual de perfectas para vestir tu mesa de Nochevieja. La que ha creado el estilista David Anger para CB2 es una de ellas. Con un jarrón negro y las ramas de eucalipto como base ha diseñado un arreglo atrevido y sofisticado. ¿Sus claves? Valentía, abundancia y encanto, como él mismo recomienda.



Diferente y ‘chic’

Lo bueno de la decoración de Nochevieja es que puedes dar rienda suelta a tu imaginación e, incluso a tu vena DIY, como ha hecho Chus Cano en esta mesa de Navidad, donde el precioso mantel lo ha hecho ella misma mediante la técnica de teñido Shibori. El color azul, presente también en la vajilla de Vista Alegre, resulta una opción sofisticada y elegante en una decoración festiva, que se quiera alejar del clásico rojo y verde.

Iklan Atas Artikel

Iklan Bawah Artikel