10 propósitos 'deco' para el nuevo año

 Desde lo más general hasta lo concreto


Este listado recoge aquellos aspectos que debes cumplir como propósitos decorativos para el nuevo año. Por estas fechas, todos nos planteamos de cara a la llegada del año nuevo una serie de metas que cumplir. Y pueden ser en lo personal y en el ámbito del interiorismo para que de este año no pase tener la casa como realmente imaginas y deseas, muy personal.

 

Propósito número 1: despejar la casa

Ordenar, tirar o donar. Simplificar la vida. Vivir con menos "cosas". Solo con lo necesario. Los espacios organizados, con sensación de espacio, nos hacen sentir mejor. Así que para ello hay que reducir el ruido visual, deshacerse de lo innecesario. Hay que ordenar lo que tienes, saber con qué cuentas, quedarte con lo necesario y el resto, ¡fuera de tu decoración!



Propósito número 2: invertir en iluminación

Como meta para este año nuevo, la iluminación de tu casa ha de dar un vuelco. Debes planificar el proyecto de iluminación correctamente e invertir en él con las soluciones que precises. De este año no pasa el colocar los puntos de luz que quieres, aunque ello implique realizar alguna pequeña roza para trasladar el cable. Y, quizá es el momento, de comprar nuevas lámparas que den un vuelco al estilo decorativo.



Propósito número 3: replantearse los espacios

Los espacios y sus usos. Es otro de los trabajos que te encargamos para el nuevo año. Un propósito que implica repensar en las necesidades actuales de la casa. En lo que se usa y en lo que se echa en falta. Porque con ese análisis es posible replantearse los espacios. En algunas ocasiones ese replanteamiento puede conllevar obra y en otros no, solo la redistribución de los muebles.



Propósito número 4: disfrutar más de la cocina

Y para ello quizá este año ha llegado el momento de reformarla. Tienes desde el mes de enero para ahorrar de manera que puedas llevar a cabo en verano la reforma de la cocina. El objetivo es ganar espacio pero también crear un espacio más acogedor, que invite a estar y disfrutar del tiempo en familia. Dale luz, gana espacio para guardar, más superficie de encimera, una barra de desayunos…



Propósito número 6: convertir el baño en un spa

Como en el caso de la cocina, puede que el baño sea tu objetivo. La idea es hacerlo más confortable, pero también más personal. Jugar con los revestimientos de tendencia y llevar la tecnología y comodidad a este ambiente. Espejos que no se empañan durante la ducha, mamparas con perfiles en color negro, griferías murales, inodoros tecnológicos con función de lavabo, muebles con más capacidad para guardar, planchas de gran formato antibacterianas para revestir las paredes…



Propósito número 6: dar personalidad a las paredes

Llevan unas temporadas entre nosotros los revestimientos que te permiten modificar y actualizar la casa sin hacer obras. Así que como propósito deco para el nuevo año hay que incorporarlos. Revestimientos vinílicos, molduras, paneles texturados, alistonados o planchas de madera, azulejos en el dormitorio… Hay muchas opciones para hacer que las paredes resulten más personales (también ganar en aislamiento) sin llenarlas de cuadros. Solo con materiales, acabados y texturas.



Propósito número 7: invertir en diseño

Eleva el nivel de un espacio y ¡date el capricho! Invierte en alguna pieza de mobiliario o en un complemento de diseño, de autor. De manera que tengas una pieza que personalice, atemporal. Es como invertir en arte, pero en este caso lo estarás haciendo en interiorismo. Una silla, una lámpara, una mesa… Hay mucho para elegir en función del presupuesto.



Propósito número 8: crear el rincón que necesitas

Ya sea de estudio o trabajo, de relax, de meditación, de evasión… pero has de buscar un hueco a eso que necesitas. Porque nos hemos dado cuenta del tiempo que pasamos en casa, de lo que necesitamos para sentirnos bien y para realizar lo que nos gusta. Así que el propósito para este año nuevo es encontrar un espacio para hacerlo. Seguramente haya que realizar cambios, prescindir de algún mueble, redistribuir…



Propósito número 9: ganar luminosidad

La luz es uno de los factores que influyen en el bienestar de las personas. La neuroarquitectura, que analiza cómo nos hace sentir un espacio, tiene el uso de la luz natural entre sus claves principales. Así que para este año, el propósito es multiplicar la luminosidad en tu casa. Puede ser a través de un cambio de ventanas, del uso de cerramientos de cristal interiores para que la luz fluya, con la incorporación de tonos claros, espejos de gran tamaño que multipliquen la luminosidad…



Propósito número 10: aprovechar más los espacios exteriores

Acondicionarlos para ser usados. Este propósito invita a hacer más vida fuera en la terraza o en el jardín. Y para ello hay que tener ambientes preparados para el clima de todo el año. Cerramientos exteriores, comunicación entre terraza y salón, muebles todoterreno, estufas… Quizá debas plantearte la reforma y acondicionamiento de ese espacio al aire libre. Así que hazlo con tiempo, porque aunque seas de los que no "sale" mucho en invierno, en primavera ya se puede sacar partido a la terraza. No llegues apurado, planifica ya desde enero qué quieres hacer, pide presupuestos, elige acabados y apalabra la reforma para que en marzo ya tengas a los obreros en casa.

Iklan Atas Artikel

Iklan Bawah Artikel